miércoles, 8 de mayo de 2013

De vuelta...

Puffff... Casi un año ha pasado desde mi última entrada. Y es que han pasado muchas cosas..., pero la principal y la que me ha tenido más preocupada es la salud de mi madre.
Desde el verano pasado ha ido de mal en peor, y no sólo de una cosa...
Primero fue la espalda, que la tuvo dos meses postrada en la cama.
Cuando ya la iban a operar de la espalda, en febrero, en el preoperatorio le ven que tiene bastante anemia y desaconsejan la operación.
Con los hematólogos y las pruebas que le hicieron encontramos que tenía varices en el esófago y el intestino, además de su problema hepático y una erosión en el estómago. Y que por todo esto, que puede sangrar y sangra internamente de vez en cuando, se le había producido la anemia.
Con hierro se recupera de la anemia, pero su hígado no funciona bien y le produce una descompensación hidrópica (acumulación de líquido en el abdomen) bastante importante, por la que tiene que ingresar en el hospital para que le ayuden a eliminar ese líquido.
Después de quince días ingresada volvemos a casa, pero justo el día anterior a recibir el alta empezó a tener vértigos, y aún con la medicación para ello, no mejora. Comienza a tener vómitos y, a los diez días de estar en casa, tenemos que volver al hospital porque no ha bebido suficiente agua tras los vómitos y se ha deshidratado, por lo que el riñón también ha empezado a fallar.
Por suerte, el riñón se recuperó bastante rápido y estuvo ingresada sólo tres días. El contrapunto es que el hígado sigue fallando y hemos pasado a otra fase... la encefalopatía hepática; cuando el hígado no funciona correctamente, no es capaz de eliminar las toxinas y éstas suben al cerebro, lo que le produce ausencias, despistes, etc., que aún no son muy acentuados, pero la evolución nunca va a mejor...

Y os preguntaréis..., ¡¿porqué todo este rollo?!
Pues perdonadme... pero necesitaba desahogarme, tanto como respirar.

En fin..., que quiero... ¡no, necesito! volver a hacer cosas y despejar mi mente aunque sólo sea a ratos. Así que he decidido volver a este blog y volver a enseñaros lo que vaya haciendo, aunque sea de tarde en tarde.

De nuevo os pido disculpas por haceros partícipes de mis angustias y desvelos.